miércoles, 16 de agosto de 2017

En el Barcelona las ganas son de no salir humillados

Este miércoles dieciseis de agosto puede ser ideal a fin de que el Real Madrid dé el golpe de gracia terminante al Barcelona que acabe por hundirlo y, de paso, ganar la Supercopa de España, el que sería segundo título de la época.

El Santiago Bernabéu acoge un partido más que nocturno y los Madridistas que asistan al coliseo blanco lo van a hacer con la firme pretensión de ver de qué manera el Real Madrid acaba de machacar a un Barcelona que se libró de una degradación en la ida merced al árbitro De Burgos Bengoetxea.

Esta vez va a ser el murciando Sánchez Martínez el que dé justicia con lo que tanto Real Madrid como Barcelona pierden a su mejor hombre del partido de ida, Cristiano Ronaldo por parte merengue y De Burgos Bengoetxea por parte barcelonista y, además de esto, Iniesta tampoco va a estar por culpa de una contusión. El 1-tres de la ida hace meditar que el Real Madrid puede tener una noche plácida y si el Barcelona se lanza a por una remontada épica se pueden abrir espacios que los hombres de Zinedine Zidane deben aprovechar, como ya hicieron en el Camp Nouhace 3 días, para lograr un resultado que haga tambalearse al proyecto barcelonista. Real Madrid vs Barcelona Supercopa 2017 EN VIVO

En las gradas se espera una noche caldeada pues la Federación de Peñas del Real Madrid ha animado a los Madridistas que asistan al Santiago Bernabéu a dedicarle una pañolada histórica al trío arbitral para protestar por las ayudas atrevidas al Barcelona y por el maltrato que padece Cristiano Ronaldo. Real Madrid vs Barcelona Supercopa 2017 EN VIVO

El Santiago Bernabéu está deseoso por regresar al Real Madrid, al que no ven desde hace más de un par de meses, cuando aún no se habían ganado la Liga, la Liga de Campeones y la Supercopa de Europa, con lo que las ganas de percibir a los héroes blancos están por las nubes.

El entusiasmo por los 3 títulos logrados en estos meses y el monumental enfado por el hecho de que el Barcelona haya recuperado su increíble instante de forma arbitral han disparado las ganas de los Madridistas de vivir una noche de las grandes, y eso que solo estamos a dieciseis de agosto.

En el Barcelona las ganas son de no salir humillados de nuevo y soportar lo bastante para no salir demasiado heridos teniendo presente que este fin de semana arranca la Liga y sería muy doloroso empezar otro torneo abochornado por un nuevo repaso a manos del Real Madrid. Zidane, por su lado, se centra en elaborar un once que podría ser realmente semejante al que jugó en el Camp Nou hace 3 días con la única integración de Modric.

Los ingredientes para una noche mágica en el Santiago Bernabéu están servidos y solo queda aguardar que Sánchez Martínez no se transforme en el nuevo De Burgos Bengoetxea, o bien aun peor, un nuevo Aytekin, si bien pese a que eso pasara resulta evidente que el Real Madrid va a ser Súper vencedor.