jueves, 1 de diciembre de 2016

Florentino aún duda en Keylor Navas


El portero costarricense no consigue dejar de ser cuestionado mientras que Florentino Pérez sigue sin cumplir la promesa de mejorar el contrato

Freddy Navas, su padre, no se cortó un pelo cuando la película de la última noche del mercado veraniego de 2015 acabó con Keylor de vuelta en la ciudad deportiva de Valdebebas de madrugada. El portero costarricense había tenido un pie y medio en el Manchester United y los dos en el avión que lo debería haber llevado a la ciudad inglesa para hacer sitio a David de Gea. Pero el fax no llegó a tiempo, el intercambio no se produjo y Freddy no dudó en apuntar a la prensa, sin una mala palabra para el presidente, Florentino Pérez, ni para el entrenador de entonces, Rafa Benítez, que la habían forzado a aceptar la operación.

«Ya saben cómo son en España, los de la colonización. Quieren tener un español como portero del Madrid y al ver un centroamericano no lo aceptan. Saben que es el mejor pero por orgullo no lo aceptan », declaró el progenitor del portero horas después del sainete hace dos veranos y no ha dejado de pensar algo parecido en todo el tiempo que ha pasado.

Sobre todo, cuando se enfrenta a noticias como la que explica que buena parte de los pesos pesados ​​del vestuario madridista no veían con buenos ojos que Zinedine Zidane despojara Kiko Casilla de la titularidad para devolvérselo a Keylor tras el buen inicio de temporada de el ex del Espanyol, mientras el costarricense estaba finalizando su recuperación de la operación a la que se había sometido al final de la campaña pasada para solucionar la tendinopatía crónica que padecía.

Renunció incluso a disputar la Copa América para poder estar disponible lo antes posible y, cuando lo estuvo, sus primeras actuaciones llevaron a pensar si Zidane había obrado bien al cumplir la palabra dada y volverlo a co colocar entre los tres palos en la segunda jornada de la Liga de Campeones contra el Dortmund. Sus errores evitaron que el Real Madrid volviera de Alemania con el triunfo (2-2).

Los gestos de jugadores como Ramos, Bale o Ronaldo en determinados momentos de aquel partido, después de intervenciones poco felices de su compañero, dejaron patente su incomodidad por la decisión del entrenador de haber precipitado el relevo en la portería en un partido tan importante. Un temor que se multiplicó con otros graves errores: en Mendizorroza y en Varsovia, de donde salió con 3 dianas encajadas.

Tras su regreso el 27 de septiembre ante el Borussia, Navas sumó ocho partidos consecutivos recibiendo al menos un gol, un registro negativo que no sufría desde su etapa como portero del Albacete. La mala racha se rompió ante el Leganés y el Atlético. Pero los tres goles recibidos ante el Legia también le suponen una marca negativa en Europa, donde este año ya suma 7 goles encajados en cuatro partidos, cuando la temporada pasada solo recibió tres en 11 partidos.

Zidane, sin embargo, no alberga ninguna duda sobre él y así lo confirma cada vez que se le plantea si la inestabilidad defensiva de su equipo empieza a la portería. Lo que es un hecho es que el arquero estará defendiendo los tres palos en el clásico Barcelona - Real Madrid En vivo 2016 de este sábado en el camp nou.

Otra cosa son los planes que tenga para el curso que viene. O los que tenga Florentino Pérez, que de momento no ha cumplido la palabra que dio al portero de aumentarle la ficha. En Inglaterra, además, vuelven a insistir en que Thibaut Courtois es el gran objetivo del Madrid para la próxima temporada.